Presentación del proyecto de investigación en genética ovina en la EEMAC

Un centenar de personas asistieron a la presentación del proyecto de investigación en genética ovina en la EEMAC.

El lanzamiento del trabajo de investigación denominado "Mejora de la rentabilidad de la producción de lana y carne ovina mediante el adecuado uso de recursos genéticos disponibles en el país", congregó a poco más de un centenar de personas entre directivos de grupos de criadores de razas ovinas, estudiantes, técnicos y productores de distintos departamentos, en la Estación Experimental “Dr. Mario A. Cassinoni” (EEMAC) de la Facultad de Agronomía. Entre los asistentes, destacó la presencia de los exministros de Ganadería, Agricultura y Pesca Gonzalo González y Martín Aguirrezabala, así como el Ing. Agr. Mario Azzarini, ex docente e investigador del rubro ovino.

 

El trabajo fue puesto en marcha en abril por las Facultades de Agronomía (FAgro) y Veterinaria (FVet). Es dirigido por el Ing. Agr. (PhD) Raúl Ponzoni, profesor titular encargado de los cursos Mejoramiento Genético Animal y Ovinos y Lanas, del referido departamento, y ejecutado por el Ing. Agr. José Francisco Ramos y el profesor agregado del Departamento de Ovinos, Lanas y Caprinos de la FVet en Paysandú, Dr. (PhD) Julio Olivera, y cuenta con el apoyo de la Central Lanera Uruguaya, el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA), el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) y las sociedades de criadores Corriedale, Highlander, Merino Dohne y Romney Marsh.

 

El cometido es evaluar el comportamiento productivo y reproductivo de las cinco razas criadas en forma pura y de una muestra de ovejas Corriedale resistentes de una línea desarrollada por el SUL en el campo de Cerro Colorado. Raúl Ponzoni considera que se trata de un trabajo importante puesto que de los seis genotipos, solamente dos (Corriedale y Romney Marsh) tienen una notoria presencia numérica en el país. Respecto de las otras, por haber sido introducidas hace una década, o menos, prácticamente no han sido objeto de investigación. “Este es un paso importante para poner al día la investigación en materia de recursos genéticos ovinos y lo que puede hacerse en una zona como ésta”, consideró el investigador.

 

El proyecto tendrá una duración de cinco años, mínimo necesario para acumular información que permita tener confianza en los resultados. Sin embargo, concluido este período, se procederá a una evaluación de resultados, que de arrojar la necesidad de una prórroga, se extenderá el tiempo que se entienda necesario.

A través de este estudio, se intentará demostrar que el ovino puede ser “muy rentable para el productor y muy atractivo, siempre que se logren resolver ciertas limitaciones que no tienen que ver con la tecnología de la producción sino con ciertos problemas que deben recibir atención”, señaló el docente, haciendo referencia al abigeato, a la muerte de ovinos debido al ataque de los perros y a la falta de atención sanitaria de las majadas.

 

De acuerdo con lo que manifestó Ponzoni, la especie, desde el punto de vista biológico, “tiene un gran potencial, eso es indiscutible, es una realidad, es una verdad y frente al vacuno la ventaja que tiene es la prolificidad en algunas razas. A partir de una hembra usted puede obtener dos o tres corderos y con vacunos, en el mejor de los casos obtiene un ternero”, enfatizó. “Bien cuidado, bien explotado puede ser una especie muy atractiva, de eso no tenemos dudas pero hay que removerle algunas limitantes que enfrenta el productor en este momento”, insistió el docente de Facultad.

 

Luego de la presentación en el salón, se realizó una visita a los bretes donde se tomó contacto con los animales afectados a la investigación.

Compartimos algunas imágenes de la actividad: 

Salon1

DSC 0113 selec med

DSC 0100 med

Visto: 674 Última actualización: Martes, 13 Junio 2017